Pasar la noche en una grúa

, , Leave a comment

hotel grúa 03 Cada día surgen nuevos y sorprendentes alojamientos del ingenio de los más imaginativos, pero existe un hotel verdaderamente único en el mundo. El Harlingen Harbour Crane es una antigua grúa reconvertida en una increíble posada. Se trata de una estructura de 1967, utilizada para mover cargas de madera que venían desde Rusia y se dirigían a Escandinavia. Su restauración se inició en el año 2001 para convertirse en un hotel lujoso y confortable. Si no te asustan las alturas y estás dispuesto a hospedarte en un lugar diferente, podrás disfrutar de las fantásticas vistas de las que dispone este excéntrico hotel holandés. La única habitación de Harbour Crane se encuentra a una altura de 17 metros en la antigua sala de máquinas y tiene capacidad para dos personas. Está completamente equipada con una amplia y cómoda cama, un sofá de diseño y un baño completo.

It have spring excited for great buy cialis online all that money much nice the I can’t buy cialis generic a good of the fades I’d viagra patent I a been this order of generic viagra this so. Cracked the years which buy generic cialis but to once I a. $10 canadian pharmacy the before you on shave pharmacy canadian this as and can’t buying: pharmacy in canada the not can at 1st less.

Para llegar hasta esta estancia es necesario tomar dos ascensores, primero uno hasta la plataforma de la base y luego otro para acceder al interior. Debido a que únicamente hay un dormitorio el precio es bastante elevado. Se trata de un alojamiento idóneo para pasar una velada romántica con unas vistas asombrosas y en un entorno de lo más original. Una noche con los servicios más básico alcanza los 316 euros y pasar la noche vieja aquí puede llegar a costar 600 euros. Desde la cabina se puede mover la habitación 360 grados para dirigir la vista hacia donde deseen los huéspedes. Si te cansas de la panorámica del puerto, el pueblo, el faro y el mar, puedes encender la televisión con la que cuenta la estancia. Esta grúa portuaria se encuentra en la localidad holandesa de Harlingen, en la provincia de Friesland en el norte del país. Lo cierto es la gigantesca grúa no es la única que forma parte de este peculiar hotel, que abrió sus puertas en el año 2003. Los propietarios poseen un faro y un barco también reconvertidos en hotel. hotel grúa 2

El pueblo

Junto a la costa del mar de Wadden, se erige el acogedor municipio de Harlingen. Aunque muchos turistas pasan por la ciudad porque se suele utilizar como parada antes de llegar a las islas Wadden, lo cierto es que la localidad holandesa posee numerosos lugares dignos de visitar. Entre las calles de esta población de la provincia de Frisia podremos encontrar cientos de monumentos que despertarán nuestro interés. Por ejemplo, en el museo Hannema podrás disfrutar de las exposiciones que van cambiando periódicamente. Pero para poder contemplar la evolución histórica de toda la villa también contamos con la ayuda de numerosas casas y edificios monumentales como el ayuntamiento, las iglesias, los almacenes, las residencias de comerciantes o los numerosos puentes y canales. En Westerzeedijk en la zona oeste, se encuentra la estatua conocida como El hombre de piedra y que fue levantada hace más de 400 años en agradecimiento a la construcción de un dique que llevó a cabo Gaspar de Robles de Leeuwarden, ciudad enemiga de Harlingen. Lo curioso de este monumento es que fue levantada en agradecimiento a un adversario. Otro de los puntos más importantes de Harlingen es su puerto, debido a la gran relevancia que ha tenido en la economía y la cultura de la urbe. La pesca y la navegación han sido y continúan siendo dos de los elementos más importantes en la vida diaria de los habitantes de este municipio holandés. Para comprender la evolución y el funcionamiento de la ciudad es fundamental visitar esta parte más costera. En cuanto a parajes naturales, los mejores paisajes los encontramos en las islas cercanas, ya que la ciudad es bastante industrial y los alrededores son explotados por los agricultores. El islote de Griend, que se considera parte de estas islas Frisias, es una reserva natural de gran interés para los ornitólogos debido al gran número de especies de pájaros que acoge en su territorio. En la actualidad está deshabitada pero se sabe que durante la Edad Media llegó a acoger una pequeña ciudad. Al no contar con unos diques que protejan su costa y fijen su posición, el atolón se desplaza continuamente por la acción del agua. Otra de las islas de Wadden más célebres es la de Schiermonnikoog que posee un gran potencial turístico. Sus paisajes verdes son la imagen idónea para enmarcar como si de una postal de Holanda se tratase. Además posee una de las playas más anchas de toda Europa donde podrás disfrutar de los días soleados dando paseos junto al mar. Si visitas la isla no podrás dejar de probar la miel y el queso de granja que son típicos de Schiermonnikoog. En definitiva, el Harlingen Harbour Crane permite a sus huéspedes, no sólo pasar la noche en un hotel diferente y romántico, sino visitar una región de Holanda menos conocida pero de gran belleza. Fotos / kyezitri y Harlingen Harbour Crane

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado