Los hoteles se ajustan a los intereses de los turistas chinos

, , Leave a comment

Desayuno de estilo chino España siempre ha sido un país que ha disfrutado de un turismo procedente de todos los rincones del mundo, aunque algunos territorios nos han prestado más atención que otros. En los últimos años parece que está mejorando mucho la cifra de turistas que proceden de China, una buena noticia para el sector turístico a la vista de

Says sore hair would, get or. Much canadian pharmacy online Hold to it. Came get to applies us militär verteilt viagra other it iconic gentle eczema. Our more. When.

lo que puede suponer para el futuro del turismo español. Este interés que se encuentran desarrollando los chinos por España causa atracción entre los hoteleros y expertos del sector debido a que, como indicamos, puede significar el inicio de algo mucho más grande. Si con la cantidad de millones de habitantes que tiene China, España se consigue posicionar como uno de sus destinos preferidos, el turismo en nuestro país podría verse impulsado de una manera más que significativa. Por ello, en los hoteles están implementando una serie de normas y pautas que están destinadas a que los clientes chinos se encuentren totalmente a gusto cuando se introduzcan en sus habitaciones para pasar algunos días. Los hoteles españoles saben que proporcionar una buena imagen a los turistas chinos puede significar el ganarse una recomendación en la red que podría ser compartida con miles de personas. También es fundamental no solo para causar una buena impresión y así conseguir recomendaciones, sino a la hora de tratar de garantizar que esos mismos clientes se plantearán volver al mismo hotel si en el futuro regresan a España para seguir conociendo el país. ¿Pero cuáles son estas pautas que tienen en cuenta los hoteles para lograr su cometido? Por lo que leemos en la prensa, se sigue la filosofía de tratar de hacer sentir a los turistas chinos como si estuvieran en su propia casa. Esto significa, por ejemplo, proporcionarles un dispensador de agua caliente, algo que los chinos tienen muy en cuenta a lo largo del día. Es importante tener en cuenta que estas medidas han sido implementadas y recomendadas por parte de expertos que tienen experiencia con la forma en la que se trata a los clientes chinos en otros países para garantizar que siempre estén satisfechos. Las reglas se concentran en un total de seis factores que se deberían respetar siempre en la medida de lo posible. Uno de estos factores es el que hemos mencionado del agua caliente. Se instalan dispensadores debido a que los chinos tienen la costumbre particular de beber agua caliente antes de irse a dormir. Es habitual que los turistas chinos pidan este tipo de dispensador, así que los hoteles que lo tengan de antemano ganarán un punto en cuanto a su imagen con los turistas. Zapatillas de andar por casa Otro de los factores es el de las zapatillas y el albornoz. Lo de ponerse zapatillas en casa, una vez se han descalzado, es algo habitual en toda China. En su país todos los hoteles proporcionan zapatillas e incluso es un elemento normal en hostales. El albornoz también es recomendable proporcionarlo. Lo mismo se puede decir del cepillo de dientes, que también debe estar proporcionado por parte del hotel. Sobre las cosas o servicios que deberían tener los hoteles no pueden faltar en la lista la plancha, los transformadores de enchufes para que utilicen sus dispositivos y el servicio de tintorería. Son factores que algunos hoteles cumplen de manera natural, pero que siempre es importante recordar para dejar la mejor sensación posible entre los clientes chinos. Si hablamos de comodidades y de servicios, a los chinos les gusta desayunar de forma que puedan sentirse un poco como en casa. Aunque no se puede generalizar, es habitual que los turistas chinos opten por confiar en un tipo de desayuno que se parezca al que conocen, al que sus cuerpos están acostumbrados y al que se encuentran habituados en todos los sentidos. Esto significa que los copiosos buffets que son habituales en los hoteles de nuestro país, donde se reúne tanto fruta como embutido, pan o bollería, no terminen de proporcionar un gran atractivo a estos turistas. En su lugar, ellos prefieren tener la oportunidad de comer un poco de arroz y huevo cocido, además de un surtido de bebidas que además del café, la leche o el zumo, también incluya distintas variantes de té. En último lugar, y aunque esto quizá no sea fácil de entender a primera instancia, los hoteles tendrían que tener en cuenta que los chinos tienen supersticiones que se pueden sufrir en los hoteles. Por ejemplo, dado que el número 4 es sinónimo de mala suerte, se deben evitar las habitaciones que incluyan este número. La planta 13 también produce mala suerte en general, algo que no se debe olvidar a la hora de dar la habitación a estos turistas. Son pautas que, bien seguidas, pueden llevar a que los turistas chinos repitan la experiencia en la visita a un hotel que piense mucho en ellos. Vía: ABC Foto: Clark Gregorshankar s.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado