Los hoteles más raros de Bélgica

, , Leave a comment

hoteles

No hay destino en el que no podamos encontrar hoteles raros. Un iglú, una jaula de hámster o un avión son algunos de los hoteles más curiosos donde podemos pasar una noche en Finlandia, Francia o Suecia respectivamente. En Holanda podemos dormir en lo alto de una grúa (siempre que no tengamos vértigo, claro está), pero en la vecina Bélgica también encontramos hoteles de lo más extravagantes:

  • La Ballade des Gnomes (Heyd): empezamos en este bed & breakfast de 10 habitaciones decoradas de forma muy peculiar. Para sentirnos como un gnomo, tal y como reza su nombre, podemos dormir en casa de uno de estos seres mitológicos, pero también lo podemos hacer en una cabaña del bosque, en el interior del caballo de Troya como hicieron los soldados griegos e incluso dormir en la Luna.
  • Verbeke Foundation (Kemzeke): Bélgica es país de artistas, y en este b&b situada cerca de la frontera holandesa tenemos la posibilidad de pasar la noche en una de las obras de arte que se extienden en sus 12 hectáreas. Situadas en plena naturaleza, las dos más destacadas son ‘CampingFlat’, obra de Kevin van Braak, un andamio a 12 metros de altura; y ‘CasAnus’, un colon gigante del artista Joep Van Lieshout.
  • Hotel Pantone (Bruselas): su nombre ya nos adelanta que los colores serán los grandes protagonistas de este hotel, donde cada piso recibe el nombre de un color. Además del hotel, hay una tienda donde tanto los huéspedes del Pantone como los turistas que visitan la capital belga pueden comprar souvenirs Pantone, desde las típicas tazas o velas hasta otros menos convencionales como sillas o bicis.
  • Hotel Welcome (Bruselas): Kenia, Cuba, Tahití, el Congo, la Ruta de la Seda… rincones de todo el mundo protagonizan las habitaciones de este hotel, fruto de la pasión por los viajes de sus dueños, Michel y Sophie. Además de comprar todos los muebles y elementos decorativos en el país que da nombre a cada estancia, el Hotel Welcome guarda las historias de los viajes de sus dueños.
  • Vintage Hotel (Bruselas): acabamos en este hotel con 29 habitaciones decoradas con una estética vintage que contrasta con sus comodidades y la presencia de la alta tecnología. Pero lo más destacado del hotel es el glamping, la fusión del camping y el glamour: una caravana de 1958, diseñada por Wally Byan aparcada en el patio del hotel que se ha convertido en la habitación doble más famosa de Bruselas.

Más información: El Viajero

Foto: Martijn van Exel

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado