Legoland Hotel, una experiencia de juguete en California

, , Leave a comment

Mundo medieval en Legoland Hotel

Es habitual que los principales parques temáticos del mundo dispongan también de hoteles en los que reciben a visitantes que quieran alojarse en el mismo lugar para aprovechar el tiempo. Es el caso de Disneyland, que no hay duda de que se trata de uno de los nombres más instaurados. Esto también ocurre, por ejemplo, en Legoland, el parque temático dedicado a los juguetes de construcción que se venden en tiendas de todo el mundo. El parque inauguró sus puertas en California en el año 1999, pero sus administradores no vieron apropiado abrir el hotel hasta 2013. Fue una buena manera de aumentar los beneficios y de dar más soporte a los viajeros. Y ahora que ya se ha podido hacer balance, es posible comprobar que el hotel ha gozado de éxito entre los visitantes, sobre todo entre los más pequeños de la casa.

Lo primero a mencionar es que en el hotel, tanto dentro como fuera y en todas sus instalaciones, ofrecen un aspecto puramente de Lego. La decoración utiliza miles y miles de piezas que se han montado para representar escenas y personajes en tamaño real. Por ejemplo, es posible ver a personas de aspecto humano que están en medio del proceso vacacional, todo ello construido con Lego. Se puede ver también, por otra parte, a una madre con el carrito del bebé o a una socorrista que da la bienvenida a todos los visitantes a la piscina. En las paredes, los techos, los pasillos y en todas partes en general podemos ver construcciones hechas con piezas de Lego. Incluso las macetas y las plantas están fabricadas de esta manera, lo que habla muy bien del estilo fiel que han querido representar a la hora de crear el aspecto del hotel.

Los viajeros tienen acceso a zonas de exposición, una enorme tienda y otros lugares en los que ver todo lo que se puede hacer con piezas de Lego. La piscina es normal, está llena de agua real, pero las sombrillas, los tejados y todo alrededor también está dotado de los llamativos colores habituales del universo Lego. De esta forma se consigue involucrar más a los visitantes.

Es un detalle ver cómo se respeta toda esta decoración de forma constante, incluso en los servicios o en el restaurante. Si pasamos a las habitaciones, notaremos que están disponibles con tres temáticas distintas: Mundo Medieval, Mundo Pirata o Mundo Aventura. En el mundo medieval la decoración está protagonizada por caballeros, escudos, espadas, magos y otros recursos que recuerdan a tiempos de Arturo y Merlín. En el mundo aventura es el turno de los exploradores como Indiana Jones, de Egipto, los misterios y los enigmas. Por último, en el mundo pirata la decoración nos permite ver sirenas, piratas y barcos, entre otros elementos. Cada estilo de habitación está decorado de forma muy original para contentar a los niños desde que entren en la habitación.

Un baño en Legoland Hotel

Están disponibles distintos tipos de habitación, con literas para varios niños, cama grande para los padres, balcón y otras variantes entre las que elegir. Se incluyen televisiones, un regalo esperando a los visitantes, aire acondicionado, piezas de Lego con las que jugar, cafetera y conexión Wi-Fi para quienes lo necesiten. Las habitaciones están bien iluminadas y aunque depende de qué tipo de cuarto se solicite, se busca la comodidad para los viajeros. Los detalles en la decoración ayudan a dejar una buena sensación, dado que todas las paredes y mobiliario disponen de figuras creadas con piezas de Lego siguiendo modelos muy reconocibles, como mariposas u otros insectos y animales de todo tipo de colores llamativos.

Para las familias que se estuvieran pensando si ir o no a Legoland y si alojarse en su hotel de hacerlo, no debería haber duda acerca de pasar, al menos, una noche. Está muy enfocado al mundo de este tipo de juegos de construcción, de eso no hay ningún tipo de duda. Esto significa que si los niños que nos acompañen no son unos forofos de Lego, posiblemente sea más recomendable solo visitar el parque temático, como mucho. A diferencia de hoteles o parques como los de Disney, el hándicap de Legoland se encuentra en que todo se limita simplemente a detenerse en las piezas de Lego. Eso sí, hay que reconocer que los juguetes de Lego están entre los más vendidos del mundo y que a día de hoy es difícil encontrar niños a los que no les guste jugar con sus piezas. Sobre todo ahora que Lego ya ha llegado al cine y que también sus videojuegos están siendo de un gran éxito.

Por lo tanto, nuestra recomendación es descubrir la diversión de Legoland Hotel, pero contando con que su atractivo se encuentra en que el tema a tratar en sus instalaciones es Lego, ni más ni muchos. Como dirían en su película, en Legoland Hotel todo es fabuloso.

Vía: Legoland Hotel

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado