Hotel Le Prince Noir, historia y encanto en Francia

, , Leave a comment

Como sabemos, en cada país se encuentran rincones ocultos que vale la pena aprovechar. Pues, en Francia no hay excepción alguna y es por ello que cada vez son más los viajeros que se animan a conocer una antigua aldea ubicada en la zona sur del territorio.

Le Prince Noir es un hotel tallado completamente en la roca

Se trata de Les Baux de Provence, un mágico lugar donde se encuentra una de los alojamientos más encantadores. Te invito a un paseo virtual por el hotel Le Prince Noir, el sitio perfecto para que quieras conocer de inmediato este hermoso lugar. ¿Estás preparado?

Para empezar, el atractivo principal del edificio tiene que ver con que todo aquí está relacionado con el arte. Sí, cuando digo todo me refiero a la complejidad absoluta del establecimiento. Para darte un ejemplo inicial, al llegar aquí te darás cuenta de que su fachada es completamente inusual.

Esto se debe a que ha sido completa y directamente tallado en la roca y, fue de esta manera que se le dio forma a cada una de las instalaciones que hoy podemos disfrutar. Al ingresar, también encontrar obras de arte por doquier, entre las que resaltan esculturas y pinturas de gran categoría.

 

El Hotel Le Prince Noir no está ubicado en una zona azarosa sino que anteriormente, en esta misma base, se asentaban diferentes emplazamientos romanos que, lógicamente le agregan su parte histórica al lugar.

Las tres habitaciones del edificio están completamente equipadas

Pero hay más, como muchos sitios del mundo, Le Prince Noir también tiene su leyenda. Según los habitantes del pueblo, el fundador de Les Baux era Balthazar, uno de los tres reyes magos tan conocidos por todo el mundo católico que visitó a Jesús al nacer en la ciudad de Belén. Por esta razón, en el hotel se puede observar una cometa con 16 rayos que se convierte en un símbolo muy particular: el de la estrella que hace miles de años se encargó de guiar al Rey hasta el lugar.

El Hotel Le Prince Noir es pequeño y tiene tan sólo tres habitaciones (por lo que te sugiero que te apures para conseguir tu lugar) pero esto no quiere decir que tenga menos encanto. Todo lo contrario. Todos los cuartos son elegantes, cómodos y están equipados para que cada uno de los huéspedes pueda disfrutar de una estadía magnífica.

Sin lugar a dudas, es un establecimiento que vale la pena aprovechar. En pocos sitios del mundo encontrarás un hotel con una historia tan intensa y con un encanto tan singular.

Fotos: Le Prince Noir
http://leprincenoir.fr/

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado