Formigal: calidad hotelera para amantes del esquí

, , Leave a comment

formigal

La Estación de Esquí de Formigal, en la provincia de Huesca, es uno de los centros invernales más populares en la región del Pirineo Aragonés pues dispone de excelentes pistas y está diseñada para la comodidad de sus visitantes. Situado en el Valle del Tena, la estación rompe con la belleza del paraje aunque proporciona una forma muy accesible de practicar descensos en unas laderas perfectas para todo tipo de esquiadores.

Los atractivos más reconocidos de Formigal por el público son la accesibilidad de sus pistas y el gran número de descensos que dispone por su enorme superficie. Las buenas infraestructuras para acceder por carretera a la estación la convierten en uno de los centros invernales más accesibles y cómodos. Además, las sucesivas ampliaciones de la estación permiten acceder desde cuatro puntos, sumando más de 6.000 plazas de aparcamiento.

Asimismo, las infraestructuras de Formigal son modernas y bien cuidadas, algo muy apreciado por los amantes de los deportes de invierno. Además, los amantes de los descensos encuentran en Formigal la estación con más quilómetros esquiables de toda la península. Un punto fuerte al que debe sumársele la buena calidad de la nieve de los picos aragoneses, aunque sea menos abundante que en otras regiones del Pirineo.

Hospedarse en Formigal

Las opciones de alojamiento en la estación aragonesa son variadas y adecuadas para todo tipo de visitantes. Una recomendación es buscar packs de esquí en Formigal online, donde podremos adquirir ofertas que incluyan alojamiento y forfait para hacer uso de las instalaciones de la Estación. De este modo, dispondremos de todo lo necesario para pasar la estancia en Formigal antes de llegar a las pistas, una opción mucho más cómoda y económica.

Las parejas en fin de semana romántico podrán refugiarse en hoteles de diferente categoría, mientras que las familias podrán inclinarse por apartamentos o alquilar una casa, especialmente recomendado para las estancias largas. En cambio, los grupos de amigos o estudiantes en “Semana Blanca” podrán alojarse en albergues, que rebosan de ambiente juvenil y se constituyen como la opción más económica para hacer una escapada para esquiar durante las vacaciones.

formigal esqui

La zona hotelera de Formigal se transforma durante las tardes y noches, cuando los esquiadores abandonan las pistas. Existe una oferta de ocio nocturno, con establecimientos donde tomar una copa y charlar animadamente con otros visitantes, una zona perfecta para los adultos y jóvenes. El servicio de bus que conectas las pistas con los hoteles facilita el acceso a las mismas, pudiendo dejar el coche olvidado hasta el regreso a casa.

No obstante, también podemos encontrar alojamientos de diversa tipología en los pueblos cercanos a la Estación de Esquí de Formigal, como Sállent de Gállego. La ventaja de alejarse un poco de la zona hotelera es que dispondremos de tiendas, opciones de ocio y restauración adecuadas para todos los bolsillos para poder pasar unas vacaciones de esquí con un valor añadido.

Un destino recomendado a expertos y familias

La Estación de Esquí Formigal dispone de un total de 93 pistas de diferente nivel de dificultad y más de 130 kilómetros esquiables repartidos entre los cuatro valles que forman el complejo: Sextas, Sarrios, Anayet y Poretalet. Actualmente, los responsables de la Estación de Formigal están mejorando el aspecto de las zonas de Anayet y Sarrios-Izas, para hacerlos mucho más atractivos al público.

Esta variedad es idónea para todo tipo de visitante, aunque dispone de menos recorridos para debutantes por lo que los esquiadores con más tablas sobre la nieve disfrutarán de la variedad de descensos adecuados a los más expertos. Al respecto, si los más de cien quilómetros de trazados se quedan cortos para los esquiadores más ávidos, Formigal dispone de fuera de pistas remarcables. Estas zonas están sólo indicadas a los visitantes que dispongan de nivel suficiente para descender las pistas negras sin dificultades.

Las pistas del Formigal también se encuentran adaptadas a las familias. La estación de esquí ha creado diversas Zonas Familiares de velocidad controlada en los descensos, por lo que los niños más pequeños podrán esquiar a su ritmo y los padres contarán con más tranquilidad para ayudar a los “peques” de la casa con sus descensos. De igual modo, la remodelación de la zona de debutantes de Anayet la convierte en una zona de aprendizaje idónea para los niños debutantes, pues entre otras facilidades se ha sustituido el telesquí de La Mina por un tapiz nuevo.

Los más jóvenes y atrevidos podrán encontrar en Formigal opciones alejadas del tradicional esquí, ya que la estación dispone de decenas de actividades diferentes que hacer. Las pistas cuentan con zonas especialmente diseñadas para practicar Freeride, 2 snowparks, pistas de baches, supercross o circuitos de esquí de fondo en los que alejarse de la multitud y disfrutar del paisaje invernal de los picos aragoneses.

Foto / topSportHolidays y mikelo

 

 

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado