El futuro nos recibe en el Pengheng Space Capsules Hotel

, , Leave a comment

Entrada del hotel Pengheng

Hay varios temas que tenemos que tratar en esta nueva noticia que nos presenta las instalaciones del hotel cápsula Pengheng Space. Lo primero, recordamos que los hoteles cápsula ya se han instaurado en multitud de destinos del mundo entero. Comenzaron como una tendencia en Japón que tuvo gran acogida entre los propios habitantes del país y los turistas, principalmente por un asunto económico y acabaron extendiéndose a muchos otros lugares. En España ya hay varias propuestas englobadas en el marco de los hoteles cápsula y se aprecia que es una idea que tiene repercusión entre los viajeros como alternativa a los alojamientos más tradicionales.

Al margen de esto también hay que hablar del futuro, de cómo hemos hablado en varias ocasiones recientemente acerca de la forma en la que el mañana se aplicará a las tendencias en los hoteles. En Japón están trabajando en un hotel en el cual prácticamente no habrá ningún tipo de empleado humano. Se optará porque los trabajadores sean robots, autómatas que intentarán proporcionar a los viajeros todo lo necesario para que su estancia sea muy futurista. A medio camino entre la idea que tienen en Japón y la filosofía de los love hotel, que lo personalizan todo de forma curiosa para atraer visitantes, se encuentra el recientemente inaugurado Pengheng Space Capsules Hotel de Shenzhen, en China. Si nos fijamos en su decoración y en sus instalaciones, veremos cómo definitivamente trata de aportar un estilo futurista a los hoteles cápsula y en él podemos encontrar algunas entidades robóticas que nos acompañan.

Pero parece que a la hora de plantear el Pengheng Space Capsules Hotel se ha pensado más en representar el futuro tal y como románticamente nos lo imaginamos en libros y películas de ciencia ficción. Un resultado que no es negativo, ni mucho menos, pero que quizá se aleja de las aspiraciones avanzadas con las que están trabajando otros hoteles donde de verdad quieren mostrarnos cómo será el futuro auténtico que nos espera en los próximos años.

Aunque ahora hablaremos de las dependencias del hotel y de sus instalaciones, tenemos que centrarnos primero en sus cápsulas, porque sin duda nos ha atraído mucho el aspecto que tienen. Lo que han hecho los diseñadores del hotel es darle un aspecto a la zona de descanso que recuerda al de las naves de las películas de ciencia ficción. Son pequeños espacios en salas con puertas transparentes a modo de ventanas en las que se ofrece un entorno muy higiénico y controlado, así como un colchón aparentemente cómodo y varias almohadas. Cada cápsula dispone de su propia televisión y panel de acceso a funciones fundamentales, posiblemente con opción a controlar la temperatura del entorno. Son pequeñas naves convertidas en habitaciones en las que, por otro lado, se utiliza una combinación de luces de color azul que le dan un aspecto bastante curioso. Las cápsulas están apiladas de dos en dos, por lo que para subir a la de la posición superior necesitaremos hacer uso de la escalera de mano que se encuentra situada en cada bloque.

Hotel del futuro

Las cápsulas están situadas en largos pasillos que disponen del mismo sistema de iluminación y que aportan un estilo todavía más futurista al ambiente. Esto nos lleva a descubrir que el resto de instalaciones también disponen del mismo estilo. Las luces de neón de color azul invaden el entorno y acompañan a las grandes proporciones del hotel, que cuenta con una zona de acceso a Internet y con una gran sala de descanso donde los viajeros pueden sentarse para ver tranquilamente la televisión. En este lugar un robot camarero se encargará de repartir los pedidos de los clientes que se hayan realizado anteriormente con una aplicación instalada en un tablet. El robot camarero lo tiene todo controlado para que la experiencia sea más futurista para el viajero.

Se presume, desde la empresa que se ocupa del mantenimiento del hotel, de tener un espacio muy bien gestionado y que requiere poca atención por parte de personal humano. Esto es lo que ha llevado a que tenga una gran popularidad entre los viajeros con ganas de disfrutar de nuevas emociones y de entornos en los que se pueda tener una buena demostración del futuro.

Entre los servicios del hotel se incluye una lavandería, lavabos, baños y otro tipo de incentivos que hacen más fácil la experiencia de los viajeros. A esto hay que sumar que el precio por cada noche que invirtamos en el hotel es muy reducido, dado que solo nos van a cobrar 70 yuanes, menos de 10 euros si hacemos el cambio de tarifa. Aunque normalmente los hoteles cápsula suelen ser un recurso para ahorrar dinero, en este caso el Pengheng Space Capsules Hotel se convierte en una buena propuesta incluso a la hora de hacer turismo y ver lugares muy originales en China.

Vía: Pengheng Space Capsules Hotel

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado