¿Dormir en un Faro?

, , Leave a comment

faro
Son muchas construcciones antiguas las que cada día se echan a perder. En cuestión de tiempo, edificios que tuvieron su importancia tiempo atrás, se convierten en trozos de edificaciones olvidadas. Poco a poco el polvo, la suciedad, y sobre todo el tiempo, toman protagonismo sobre éstos. Víctimas del olvido, se acordarán de ellas cuando todo su encanto se haya perdido, o cuando en siglos posteriores, descubran la importancia que tuvieron.

En los últimos años se ha construido, alrededor de todo el mundo, a destajo. No sólo viviendas y edificios institucionales. El levantamiento de hoteles ultra lujosos ha invadido completamente la naturaleza. Y es que parece ser que nos hemos olvidado de la importancia de lo antiguo y hemos querido construir sobre ello.

Únicamente la moda ha conseguido que nos demos cuenta de la masacre que estábamos viviendo, al producir y fabricar sin pensar en la posibilidad de reutilizar. La moda vintage y sus estilos adyacentes son las causas principales de que la conciencia social haya cambiado.

Los hoteles se han sumado a esta tendencia. Entre las acciones más destacadas encontramos el uso de los faros. Unas edificaciones que tuvieron una gran importancia en el pasado, pero que con el aumento de las tecnologías se han convertido en otra de las víctimas del olvido por su desuso. Pero los faros tienen un gran atractivo. Esto ya se había desarrollado en otros países y España se ha unido recientemente a este nuevo modelo de hotel. Así que más vale tarde que nunca.

Noruega, Croacia y Gran Bretaña son los países de los que España toma referencia para realizar este cambio en la perspectiva de los faros. Construcciones que albergan tras ellas, no sólo elocuentes historias con más de 100 años, sino que además los faros han sido uno de los paisajes geográficos más reclamados para los libros con más éxito de la literatura española. Bellos y solitarios, lejos de todo y cerca de nada. Una referencia para miles de personas que se han dejado guiar por su luz. Ha llegado el momento que esa misma luz sea la que alumbre las noches de tu mejor escapada del año.

En España, hay varios hoteles localizados muy cerca de los faros, desde los que disfrutarás de una experiencia inolvidable y te podrás sentir como un verdadero farero. Eso sí la calidad de los hoteles es muchísimo más lujosa que si en el interior de una faro te alojarás.

En la Costa Brava son dos los faros que recogen esta posibilidad. Ambos situados en dos de los lugares más llamativos de la zona. Por un lado, El Far, localizado en las afueras de Palafrugell. A los pies del acantilado de Romaboira, te ofrece las mejores vistas del mar Mediterráneo. Por otra parte, el Cap de Creus, situado en Girona. Se trata de un parque natural, desde el que serás de los primeros en amanecer en la Península.

En Galicia, concretamente en A Coruña se conserva el faro más antiguo del mundo, la Torre de Hércules. En ésta no es posible alojarse pues no existe ningún alojamiento cercano, además todavía está en funcionamiento. A pesar de ello, siempre se puede visitar y si te quieres hospedar cerca de un faro, Galicia tiene dos opciones espectaculares.

Una de ellas es el hotel O Semáforo, cerca del faro de Finisterre. Puedes aprovechar el final del recomendado camino de Santiago para relajarte algunos días en la tranquilidad que ese ambiente farero reporta.

El Semáforo de Bares, es la otra opción. Situado en el cabo de Estaca de Bares, es el punto más nórdico de la península ibérica. Lo que un día fue la base de la Marina española, hoy se ha convertido en un hotel. Un hotel moderno y con encanto, que cuenta con estupendas instalaciones. Dos edificios, que cuentan con tres habitaciones cada uno y donde destaca sobre todo la amplia zona ajardinada.

Para poder dormir dentro de un faro en España, tendrás que recurrir a alguna amistad, o estrechar las migas con algún farero. Una experiencia que seguro que será algo inolvidable. Ante esta única posibilidad, para muchos remota, aquí te hemos ofrecido las mejores opciones que puedes encontrar en la península.

Busca la tranquilidad en tus viajes, dándoles también un toque diferente. Si ese es tu objetivo, pero todavía no lo tienes claro. Nosotros ya te lo hemos dicho, la calma de pernoctar al amparo de un faro, no tiene precio.

Fuente: El Viajero.

Imagen: Jose Manuel mazintosh

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado