Consejos para elegir el mejor “all inclusive”

, , Leave a comment

Los Resorts todo incluido ofrecen a los viajeros el lujo de tener múltiples requerimientos de vacaciones y necesidades, todo bajo un mismo techo, por un precio cerrado. Estas propiedades ofrecen una amplia gama de servicios, desde la comida hasta servicios de spa y masajes al aire libre y se encuentran a menudo en los destinos deseables.

Es porque en el hotel de estas características tendrás todo lo que necesitas para tus vacaciones y difícilmente abandones el sitio durante más de una tarde, que elegir un hotel o resort “all inclusive” para viajar puede ser una tarea difícil aunque, ciertamente, una opción muy conveniente.

Veamos algunos consejos para que elegir este tipo de viajes sea de lo más acertado.

Una de las mejores formas de asegurarse que se cumplirá con lo prometido, y que no se tendrá inconvenientes, es optar siempre por Resorts y complejos premiados y que gocen de buena reputación on line. Hoy en día, Internet y sus posibilidades nos abren a la experiencia de poder compartir y leer las opiniones, lo que muchas veces pueden sernos de utilidad para elegir acertadamente.

Luego de haber hecho una primera selección a base de los más populares, comparar valoraciones y ver fotografías podrá ser también de gran ayuda. Hay varios portales de reservas que ofrecen la posibilidad de conocer opiniones y experiencias de terceros, así como de visualizar imágenes (incluso subidas por otros usuarios).

Ten presente, según tu búsqueda, qué posibilidades de ocio y recreación te facilitará: en verano, muchos de los complejos de playa no ofrecen mucho más que eso, mar y arena, por lo que si lo que buscas es una alternativa más integral, deberás estar atento a la hora de elegir ubicación y conocer sobre la distancia en la que se encuentre de otros puntos de interés.

Calcula asimismo cuánto te podría llevar de taxis, o de transporte, cada día, para hacer visitas fuera del complejo o resort. Son cuestiones que requerirán de una inversión extra de dinero.

Si ya has elegido el lugar al que irás, al momento de hacer la reserva, no te apresures y compara precios: a veces reservar por agencia es más económico, y otras no, a veces los mismos resorts ofrecen paquetes todo incluido con descuentos, o tarifas rebajadas (en especial, las promociones de “ultima hora”).

El concepto “All inclusive” puede variar, según los hoteles, algunos pueden brindar más y otros menos servicios incluidos en la tarifa, ten también esto presente. Pregúntate a ti mismo si realmente harás uso de todas las prestaciones ofrecidas, o de cuáles podrías prescindir. Así quizá podrías elegir una opción con menos servicios, pero más barata.

Finalmente, céntrate siempre en tus gustos: según lo que busques, será lo que te convendrá. ¿Qué comidas ofrece? ¿cuenta con gimnasio? ¿buscas hacer golf? ¿tenis?, y así, muchísimas preguntas más que según se respondan en afirmativo o negativo, colmarán o no tus expectativas y te harán continuar o no con tu búsqueda.

Para elegir el “All Inclusive” más adecuado requerirá, por tanto, de una cuidadosa investigación por parte del viajero que podemos graficar en los siguientes pasos:

Primero:
Decide en qué lugar del mundo que quieres ir pues los All Inclusive son populares en el Caribe pero existen en todo el mundo y no sólo en destinos de playa sino también en destinos de montaña y campo. Por eso, el primer paso para escoger un hotel de estas características es decidir el tipo de vacación que se quiere: de playa, activa, cultural, de compras, ecológica o de esquí.

Segundo:
Es importante dar prioridad a los servicios y comodidades que estás buscando y deberás considerar si es más importante quedarte en una propiedad que te sirve las tres comidas en un restaurante de primera categoría, o tal vez uno que pone más énfasis en la prestación de recreación al aire libre. Algunos resorts son buenos en todo, pero “todo incluido” puede significar que los servicios incluidos son de calidad variable dependiendo el enfoque del hotel. Por otra parte, para algunas personas, la inclusión – o falta de ella – de alcohol jugará mucho en su decisión.

Tercero:
Consulta revisiones en sitios web con temas de vacaciones. Internet permite que el usuario genere el contenido que se comparte libremente entre los vacacionistas, con advertencias, consejos, qué hacer y no hacer, y revisiones generales y comentarios sobre los destinos y servicios.

Cuarto:
Buscar ofertas y promociones. Nunca se sabe cuando puedes pagar menos por algo que estarías dispuesto a pagar más y a eso se llama “oportunidad. Cuando un Resort no consigue completar su capacidad, suele lanzar precios promocionales de último momento que te resulten muy convenientes.

Quinto:
Llama a un agente de viajes. La web permite el auto-reservado de vacaciones de manera mucho más fácil sobre todo en las etapas de la investigación y la reserva, pero los hoteles todo incluido puede variar significativamente en la calidad. Antes de invertir una cantidad significativa de dinero en una estancia larga, es aconsejable consultar con un profesional en la industria. No sólo vas a conseguir un buen consejo sino que el agente puede ser capaz de conseguirte mejores tarifas que las que estabas a punto de contratar.

Fuente Aswetravel.com

Fotografías:  vallartavelas en Flickr

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado